Historias Basketlover

¿Cómo el baloncesto puede ser el motor del cambio social?

Es la pregunta que lanzamos a todos los Basket Lover, que nos contaron sus propias historias. Entre más de 250 proyectos, un comité de expertos configurado por Endesa y la ACB seleccionó a 5 finalistas: todas ellas recibieron apoyo económico para continuar con sus sueños y aquí las podréis descubrir.

Alberto Béjar

El Basket es Vida

Alberto Béjar quiere reformar el pasillo del ala de oncología infantil del Hospital Materno Infantil Miquel Servet de Zaragoza para que el baloncesto acompañe a los pequeños y sus familias cuando más lo necesitan.

Ane Cabello

Jump the line

Ane y su equipo quieren renovar una pista de Txagorritxu, uno de los barrios más envejecidos de Vitoria, para crear un punto de encuentro comunitario que impulse el rejuvenecimiento del tejido asociativo local.

Eduardo Arencibia

La Vall d’Uixó Bàsquet

Eduardo nos enseña como el esfuerzo no tiene fronteras: en una localidad con un solo pabellón para el baloncesto, se han puesto manos a la obra para reacondicionar un viejo taller de camiones y transformarlo en una cancha.

Manuel Escobar

Academia 675

Manuel lo dejó todo para que su hija Marina pudiera seguir disfrutando del baloncesto y, en el camino, se encontraron con Berni Rodríguez para sumar y soñar juntos en Academia 675 y su prometedor futuro.

Carlos Martínez

Ecoballution

Carlos quiere devolver a su tierra, Galicia, todo lo que el baloncesto le dio a él. Para ello, se ha propuesto reutilizar viejas redes pesqueras y transformarlas en redes de baloncesto junto con las redeiras locales.