El Real Madrid impone su ley en el estreno de la Supercopa Endesa 2022

El calor de San Pablo no ha sido suficiente para mantener al Coosur Real Betis en la lucha por un puesto en la final de la Supercopa Endesa. Guerschon Yabusele y Gaby Deck han cargado con el peso del equipo durante el tramo de mayor igualdad para dar paso a Dzanan Musa, que ha brillado en la segunda mitad para tumbar al conjunto verdiblanco. 

Primer cuarto disputadísimo a ritmo de triple y defensa. El buen arranque local, coral en la anotación, ha encontrado respuesta en un Real Madrid que se ha hecho fuerte atrás para construir su ataque. Los blancos han encontrando el balance adecuado entre el juego rápido y el movimiento en los tempos estáticos; garra y coralidad a partes en ambos bandos.

A la vuelta de ilustres del madridismo como Sergio Rodríguez y Gabriel Deck, ha sido el tortuga el que ha ofrecido su versión tempranera más reconocible, fuerte y esforzado a ambos lados. Entre retornos, también el de Rodions Kuruks, atrevido desde el triple y activo en las ayudas, y el del capitán de todo un país: Rudy Fernández ha recibido la mayor ovación de la tarde y el reconocimiento sin discusión

El propio Deck ha cerrado la primera parte en un alley-oop de saque de banda a falta de un segundo, firmando un justo 35 a 42 a favor de los actuales campeones de la Liga Endesa, que no han hecho prisioneros en la segunda mitad.

Con una rotación larga y de talento, el Real Madrid se ha impuesto al conjunto  bético por la fuerza bruta interior: 3 de sus cuatro jugadores de pintura han superado los diez puntos. Shannon Evans ha podido dar respuesta, pero con la sensación de que la gasolina es finita y debe estar más acompañado para poder plantar cara a un Real Madrid que, dicho sencillamente, derrocha baloncesto.