EN BUSCA DE LOS 12 DEFINITIVOS

¿Grandes, polivalentes y físicos o pequeños, chispeantes y rápidos? Está en la mano de Sergio Scariolo el estilo de juego que pretende dar a la Selección Española y para ello, englobarlos a todos en la lista de los 12 definitivos. 

El Equipo Nacional disputará esta tarde un partido nuevamente ante Lituania, con diferente escenario. Por encima del pabellón, (el ASG Arena de Vilna esta vez), una estructura de equipo sin el mayor puntal interior (Willy Hernangómez) y posiblemente, exterior (Rudy Fernández), que no han viajado y trazos de juego diferentes. Hablamos de un escenario táctico con otros tonos sin estos jugadores, con más debilidad -obvia- y probaturas, hasta llegar a dar el convencido OK a los 12 definitivos de cara a las próximas ventanas y, sobre todo, al Eurobasket. 

Probaturas que pasan, como vimos en el último enfrentamiento canario, en ver la importancia de los hombres interiores y qué roles pueden desempeñar, sintetizado en que Juancho Hernangómez disputó casi dos cuartos completos jugando como ala-pívot en el quinteto en pista y no como alero, lo que ha hecho de forma regular desde que fue convocado por primera vez en 2017 para un gran torneo. Él puede ser la bisagra para cambiar el dibujo de esta Selección, marcando claramente cuál es la apuesta. 

Sergio Scariolo puede elegir disponer de cuatro pívots y a Juancho como alero, intentando asegurar cierta preponderancia en el rebote, sobre todo defensivo, que será vital para nuestras aspiraciones. Buscar la contención de estrellas como vimos el pasado martes, en Sabonis y Valanciunas, es asignatura a alcanzar. Willy, quizás Sebas Sáiz, Usman Garuba y un cuarto protagonista, formarían un elenco clásico de músculo. Pudiera ser Jaime Pradilla, si consigue dominar el juego por la línea de fondo con la sapiencia exhibida por Juancho Hernangómez, ubicación táctica muy valorada en nuestro entrenador. O puede decantarse por una mayor contundencia en Yankuba Sima, más alto, más físico, más reboteador… y menos resolutivo en anotación, de cara y de espaldas al aro, sin el juego de pies del zaragozano. 

Y la otra alternativa: la del “let’s rock”, extraída de un grueso formado por jugadores claramente exteriores. Juancho pudiera ser un ala-pívot oficial, ocupando una de las cuatro plazas interiores (si son cuatro, como las más veces han sido) y dar vía libre a los pequeños y -ofensivamente- revolucionarios baloncestistas con los que contamos. 

¿Por qué? Porque lo que la preparación parece mostrar en ciertos brochazos, es que al equipo le faltan puntos. Y quienes más puntos tienen, son los pequeños: Llull, Rudy, Lorenzo Brown, López Aróstegui… y lo que parecía que, entre Darío Brizuela y Jaime Fernández se jugarían una plaza, da por pensar el por qué no tienen cabida los dos (de hecho, en Madrid, uno como base y otro como escolta, simultanearon minutos ante los griegos). 

Que Juancho sea un “4” oficial, como vimos en Las Palmas, complementándose con su hermano como el juego interior, da un ritmo, mordiente, muchísimos espacios y resultó ser muy positivo en el choque ante los lituanos. Y pudiese abrir el abanico de Joel Parra como un alero grande, ala-pívot en situaciones circunstanciales y dar paso a la velocidad, el juego vertical y trepidante, optimizando en definitiva, los mejores y numerosos exteriores que tenemos. 

Claro, la asignatura pasa por la defensa y el rebote. A más desventaja física, más riesgos, más obligación de agresividad, movilidad y sincronización en ajustes y ayudas, con lo complicado que es trabajar eso en tan escaso tiempo. Y segundo, hay que asegurar el tablero, granes y pequeños deben morder, ser todos un poquito más “Rudy Fernández”, que sigue siendo asombrosa su mentalidad para el rebote, sabiéndose siempre inferior al par que deba bloquear en su aro. Es una versión para “rockear”, divertirnos… e intentar ganar, llevando el mayor talento ofensivo entre los doce finales, con todos los riesgos ya expuestos. 

Así que, hoy, a las 18:30, atentos a un nuevo capítulo de esta preparación, de seguir deshojando pétalos hasta conseguir todo lo mejor que nuestra Selección pueda dar. 

Entradas relacionadas