EL MOMENTO BASKET LOVER DE LA JORNADA: Trae Bell-Haynes, el armazón de Río Breogán

La primera canasta del partido el pasado domingo en Lugo, llegó en una de las clásicas-habilidosas-estéticas entradas de Dzanan Musa. Él es la estrella y sabe cuándo debe arrancar y direccionar al equipo. De un plumazo y con la celebración desde la grada, los aficionados habían olvidado ya la presentación tan cargada de emociones del Río Breogán-Hereda San Pablo Burgos. La salida de Paco Olmos a pista, su presentación por megafonía y el posterior abrazo de todos y cada uno de sus ex pupilos que se lo acercaron para tal propósito, entre la banda sonora de … ya saben, esa banda sonora en la grada, duraron dos zancadas de Musa y una bandeja, para que todo se aplacase y se centrasen en el partido de baloncesto. 

Y cuando llegaron los momentos finales, a Dzanan Musa también le tocó abordar canastas decisivas. Bien sabe él que es el máximo responsable de las 13 victorias que sustentan a los breoganistas en la décima plaza liguera, con ojo avizor al error de los que están a una victoria tan solo, justo por delante, para dar el zarpazo y poder entrar en el Playoff. Y en Lugo, los aficionados, sabe de sobra que están disfrutando del mejor jugador de la historia del club. Y es fundamental ser conscientes de ello, a sabiendas que toca disfrutar de cada una de sus actuaciones como algo único, casi irrepetible, máxime cuando en el horizonte se divisa ya la finalización de la liga regular. 

Entre toda la igualdad imperante, con un Hereda San Pablo Burgos que tiró de acierto de Vítor Benite en el tiro, de talento ofensivo en sus pívots -preciosa la batalla con los breoganistas- o grandes jugadas de Marc García para seguir aferrándose a la posibilidad de un triunfo que necesitan como el comer, quien más oposición les propuso entre los locales, una vez más, fue el base canadiense Trae Bell-Haynes. En otra de sus exhibiciones, traducida en 22 puntos (su segunda mejor marca liguera), 8 de 12 en tiros de campo (4 de 6 en triples) y 6 asistencias, el director del cuadro lucense iba construyendo el armazón por el que se sustentaba todo el juego del cuadro de Veljko Mrsic. Volvió a ser quien con mayor empuje en situaciones complicadas encontraba el camino correcto, el que entraba a canasta delante de Nnoko, convencido que iba a taponar con facilidad a un tipo de uno ochenta y pocos, que soltaba sus bombas a medio camino del aro y sobre todo, que sus triples en momentos vitales, escocían tanto como el abismo en los burgaleses de intuir la derrota. 

Ya son habituales actuaciones ofensivas de tal porte en este jugador que, en 18 de los 26 partidos disputados, ha superado los 10 puntos de anotación, con un promedio de 13,4. Un lugarteniente que oficia de estrella, preparando el final para que su comandante en plaza, Dzanan Musa, acabe sentenciando. En diferentes ocasiones hemos hablado de su rapidez, de su tesón defensivo y sobre todo, de su constancia para asumir que ningún partido se regala de antemano. Dar la cara en todas las jornadas es un sello particular, como también lo es la belleza plástica en sus movimientos, de las de meterse en el bolsillo a toda la joven afición que sus padres arrastran al Pazo lucense. Intentar perpetrar la devoción por el Río Breogán en nuevas generaciones, pasa por las caras de admiración cuando contemplan las acertadas acciones de Bell-Haynes ante los gigantes. Y eso tiene una valía incalculable. 

Amigo íntimo de otro ex canadiense que pasó por la Liga Endesa, Melvin Ejim (en Unicaja), Trae es de los que prefiere involucrar a sus compañeros a base de buenas y amistosas relaciones entre ellos por el bien del conjunto. Esta ha sido una de las mayores virtudes que hemos podido observar durante las 26 jornadas jugadas en los lucenses: todos a una, todos en piña. Egos sacudidos, cero protagonismos, cuando han que dejar en bandeja la gloria a una estrella como Musa, se hace. Y cuando hay que sostener con un armazón sólido a base de canastas al plantel, ahí está nuestro protagonista. Por ello, en un encuentro tan significativo y trascendental, sus 22 puntos nos llamaron como para etiquetarlos el MOMENTO BASKET LOVER de esta jornada. Lo que hay en Lugo este curso, en muchas ocasiones ha sido impagable.

Entradas relacionadas