El carácter de las Laias lleva a Spar Girona a la final de Copa

El Spar Girona avanza a la final de la Copa de la Reina 2022 tras superar a un muy buen Valencia que no pudo igualar el acierto catalán del último cuarto. Cristina Ouviña, despedida a gritos de MVP por parte de ambas hinchadas, y Laia Flores, en un ejercicio de carácter sorprendente, han firmado un duelo brillante.

Ambiente de lujo en La Fonteta para recibir la segunda de las semifinales de la Copa de la Reina LFEndesa 2022 entre Valencia Basket y Spar Girona. Gradas laterales y primera rueda a rebosar en un encuentro que nadie se quiso perder: aficionados y aficionadas de todos los clubes presentes en la ciudad, la ruidosa afición del ‘Uni’ y las locales; una marea naranja que desde el principio se ha dejado ver y escuchar.

Enérgicos primeros compases del partido, con ritmo en ambos lados de la cancha y una Cristina Ouviña especialmente enchufada: 13 puntos durante el primer cuarto. El acierto en el tiro de Eldenbrink y Onyenwere han mantenido a las catalanas en el encuentro tras el arranque fulgurante de las taronjas, lideradas por Ouviña.

La tónica se ha mantenido ya con Cristina en banquillo a causa de un choque fortuito con Laia Flores. Valencia no encontraba las teclas ofensivas, buscando a Gulich en la pintura, y Spar Girona ha conseguido una ventaja a mediados del segundo cuarto de 7 puntos. Muy buenos minutos de baloncesto pese a errores consecuencia de la alta intensidad  en ambos lados; una muy enérgica Queralt Casas no pudo convertir toda su implicación defensiva, robos e intangibles en anotación con una marcha más que el resto. 27 a 34 en el descanso para Spar Girona. 

Al comienzo de la segunda mitad, misma tónica. Máxima intensidad y Cristina de dulce, estado extensible a Rebeka Gardner, que solo había anotado un punto durante los primeros 20 minutos. Igualdad sobre el parqué que también terminó calando el marcador, con un luminoso completamente parejo durante el transcurso del tercer período, cuando el Valencia Basket ha sido capaz de recuperar el liderazgo en el marcador (46-44, minuto 29).

Cuando todo parecía dicho para marchar al último descanso con ventaja local, Laia Flores sucedió. Falta forzada y libres anotados, 1c1 anotado y un triple a tablero sobre la bocina para irse al banquillo +3. El carácter que ha impuesto la catalana ha contagiado a las suyas en un último cuarto que ha ido de menos a más, controlando los minutos finales de gestión de la superioridad.

Muchos y muchas apuntaban a la necesidad de una gran noche para la consagración de Laia Flores. Aquí la tienen: ha jugado a su estilo, ha asumido sus tiros, ha sido una jugadora madura, orgullosa y confiada en ambos lados de cancha. ¿Faltan más alicientes para la final clásica del domingo?