Barça, campeón de la Copa del Rey 2022

Errático comienzo de un desafortunado Barça, que paraba el partido a falta de tres minutos para el final del tercer cuarto encajando un parcial de 11 a 3. Alberto Abalde, la punta de lanza inicial para marchar 19 a 5 al final del primer período con 6 puntos en su haber.

El segundo cuarto ha sido una continuación a menor escala del primero. Todas las incorporaciones blancas han sumado en ataque, pero con una defensa más que destacada: mucho más agresivo atrás el equipo de Laso que los hombres de Saras, que veía cómo el buen trabajo en las continuaciones de Sertac Sanli era la única vía de anotación.

11 puntos de diferencia al descanso han sido castigo suficiente para los azulgranas, que no han sabido dar con la llave del cerrojo merengue durante los primeros 20 minutos; de 107 y 103 puntos en los partidos anteriores, a firmar una mitad que proyectaba 36 puntos totales.

En la segunda mitad, un cambio paulatino bajo el silencioso mandato de Nikola Mirotic, de nuevo el mejor. Y si no el mejor de los suyos, el mejor líder una vez más. Omnipresente en los momentos de necesidad e hiperactivo en los momentos bajos. La lectura azulgrana de esta Copa se hace en clave de las lecturas y la inteligencia de Niko.

Con 46 puntos en el marcador, el Real Madrid se ha atorado. Del +5 al -2 con Joku, Niko y Laprovittola castigando desde lejos a falta de 5 minutos para el final. En el bando madrileño, Heurtel mantuvo la cara y el atrevimiento durante los últimos 20 minutos.

En frente,  Rokas Jokubaitis y su repertorio clásico: del catch and shoot al curl diagonal de derecha izquierda ganando la distancia con su defensor. El lituano, clave en la remontada que situaba el Barça 55-59 arriba a poco más de un minuto para el final.

Y en ese tramo, tiempo para los de siempre. Sergio Llull entra por Hanga tras lesionarse en una jugada fortuita ante Calathes y anota los dos libres, seguido de una penetración marca de la casa que igualaba el partido. Emoción e igualdad hasta que Nikola Mirotic. Sin más. El MVP fue el faro en el último minuto y sentenció la final desde el tiro libre.