Lenovo Tenerife estrena la Copa 2022

La magia de la Copa del Rey está siempre presente: incluso cuando parece que no hay más baloncesto que ver. Joventut de Badalona y Lenovo Tenerife nos han brindado un partido a la altura de la competición que se ha decidido en los últimos segundos.

Los primeros 20 minutos han estado marcados por la intensidad defensiva y el acierto desde la línea de 3 de los hombres de Vidorreta, que han mantenido a la Penya en solo 10 puntos durante el primer cuarto. Tónica que se ha extendido hasta el segundo, donde los verdinegros han tratado de desencallar la situación ofensiva, pero solo han conseguido sumar 13 puntos. Lucha en la pintura, donde Tomic, Guerra, Shermadini y Birgander batallaron en un encuentro enrocado y trabajado, de mucha vocación defensiva en ambos extremos de la cancha.

En la segunda mitad, minutos de arranque para seguir en la línea: dureza atrás, contacto en cada bloqueo e intensidad que ha decantado la balanza más a favor de los aurinegros. Aciertos de los catalanes a cuentagotas y un Lenovo Tenerife mucho más seguro, la receta para mantener una distancia que también se ha sentido en la cancha hasta el último minuto del tercer período: gritos de sí se puede tras cinco puntos consecutivos y dos buenas defensas de los catalanes.

Del sí se puede al +2 a un minuto para el pitido final. La Penya ha sabido remar con oficio, buscando tiros más trabajados y endureciendo la defensa para hacer bajar los porcentajes de Lenovo Tenerife. Un triple de Sasu Salin ha cortado la sequía y los ánimos de los de Badalona, que han contado con una afición de 10 hasta el final.

Finalmente, 62 a 64 para Lenovo Tenerife que se verá las caras con el ganador del Real Madrid  – Río Breogán el sábado.