Copa ACB: 39 años de fases finales muy especiales

Casi 40 años de fases finales coperas bajo el manto acb y muchísimos momentos para el recuerdo. Aquí repasamos edición por edición lo más reseñable de un torneo que levanta la admiración del baloncesto continental. Y contamos con la ayuda del archivo acb y de las revistas Gigantes del Basket y Nuevo Basket para ilustrar la alegría de los vencedores: pocas veces se pueden encontrar tantas sonrisas en una misma página.

83-84. Zaragoza.

Aunque todavía eran cuatro y no ocho los participantes bajo el sistema de concentración, el cambio de formato no pudo empezar de forma más brillante: el anfitrión, un CAI Zaragoza liderado por León Najnudel en la banda y Kevin Magee en la pista, dio la sorpresa eliminando sucesivamente a Joventut (87-83) y Barcelona (81-78). La fase se disputó entre el 30 de noviembre y el 1 de diciembre. Y Manolo ‘el del bombo’ fue la expresión de la locura que se desató en el ‘Huevo’, como era conocido el pabellón maño.

84-85. Badalona

El Real Madrid de Lolo Sainz era todavía el dominador aquellos años del basket nacional y no tuvo demasiados problemas para deshacerse del Forum Valladolid en semifinales y del Joventut, que el día anterior había batido al Barcelona, en la final (90-76). Espectacular el trío anotador formado por Fernando Martín (24 puntos, además de 11 rebotes), Brian Jackson y Juanma Iturriaga (ambos 20). Ojo a la foto para el recuerdo: ¡todos juntos! Algo difícil de imaginar hoy en día, ¿verdad?

85-86. Barcelona

Reeditó título el Real Madrid en un cuadrangular bastante triste por el escaso público en las gradas del Palau, agravado por la eliminación del anfitrión en semifinales (tremendo 120-115 ante el Joventut). En la final, los blancos sufrieron en la primera parte (descanso, 35-35), pero después impusieron su ley (87-79). Todavía no se otorgaba un MVP, pero hubiese estado muy repartido entre Biriukov (19), Iturriaga (19) y Wayne Robinson (18). Los dos primeros posan felices con el trofeo más preciado.

86-87. Santa Cruz de Tenerife

La Copa vivió una nueva sacudida ampliando a ocho el número de participantes en la fase final, con eliminatorias intensas desde los cuartos de final. El Barcelona escenificó el inicio de cambio de guardia en el basket nacional superando consecutivamente Cacaolat, CAI Zaragoza y Joventut, a este en una enorme final (110-102; ¡54-58 al descanso!). Wallace Bryant, aquel ‘5’ tan enorme del ‘club de se dejaba llevar’, estuvo imparable (29 puntos y 10 rebotes). Fue el primer título nacional de Aíto García Reneses como entrenador.

87-88. Valladolid

Sin duda, uno de los grandes momentos de la historia del torneo. Faltaban pocos segundos para el final y el Barcelona perdía por dos puntos ante el Real Madrid, pero tenía la bola. Quién sabe lo que se ordenó desde la banda, pero a quien le llegó el balón no fue a Epi ni a Sibilio, quienes en teoría eran los tiradores más mortíferos de los azulgranas, sino a Nacho Solozábal, cuya ‘siniestra asesina’ clavó un triple que le dio el título a los azulgranas sobre la bocina para desolación blanca (84-83).

88-89. La Coruña

Como había sucedido un par de años antes con Canarias, la competición se repartió entre varias sedes de Galicia, acogiendo el Palacio de Deportes de Riazor la gran final. Remontando en la segunda parte, el Real Madrid recuperó su hegemonía con un Drazen Petrovic (28 puntos, con especial peso desde la línea de tiros libres, 14 de 16) que por entonces le tenía cogida la medida al Barcelona (85-81 en la final).

89-90. Las Palmas de Gran Canaria

La competición volvió a las islas para encumbrar seis años después al CAI Zaragoza, que esta vez tuvo como héroe a Mark Davis ante el Joventut (76-69). El escolta norteamericano capitalizó el juego ofensivo de su equipo anotando 44 puntos, lo que es todavía récord en el partido decisivo desde que se impuso el sistema de fases finales igualado.  El día anterior también anduvo fino para eliminar al Real Madrid. El Barça había caído en cuartos ante el IFA Granollers.

90-91. Zaragoza

El torneo pasaba a disputarse en febrero y el pabellón Príncipe Felipe vivía su primer gran acontecimiento con una final bastante pastosa entre Barcelona y Estudiantes resuelta a favor de los azulgranas en un apretadísimo final (67-65). Fue el único título de Boza Maljkovic en el banquillo ‘culé’, con la particularidad de que solamente utilizó a siete jugadores en el partido definitivo. ‘Piculín’ Ortiz (18 puntos y 9 rebotes) demostró lo a gusto que se sentía jugando en Zaragoza.

91-92. Granada

El primer precedente de la Copa de Granada hay que encontrarlo aquí, con el Estudiantes imponiéndose entre el barro al CAI Zaragoza (61-56). En una temporada enorme (poco después se clasificarían para la Final Four por única vez en su historia), los colegiales pudieron sacarse la espina de lo sucedido un año antes. John Pinone tuvo peores números que Rickie Winslow (10+4 por 16+12), pero su enorme ascendencia en los partidos fue reconocida con su nombramiento como MVP.

92-93. La Coruña

El Coliseum de la capital coruñesa, que se había inaugurado meses atrás, fue esta vez la sede del torneo, que repitió ganador de la edición 88-89. Si en aquella ocasión el faro del Real Madrid fue Petrovic, en esta ocasión el que hizo y deshizo fue otra leyenda del baloncesto europeo como Arvydas Sabonis (25 puntos y 11 rebotes para desesperación de los pívots del Joventut). Los verdinegros se vinieron abajo en la segunda parte (del 33-40 del descanso al 74-71 final), con Clifford Luyk le ganó la partida a su maestro y amigo Lolo Sainz.

93-94. Sevilla

Accidentadísima final aquella en Sevilla: empezó con una hora de retraso por un problema en un aro, Tony Massenburg fue descalificado en el segundo minuto por agredir a Ramón Rivas, Kenny Bannister lo mismo a los 10 con Quique Andreu como víctima… El Barcelona terminó ganando al Taugrés Baskonia (86-75) y, aunque en los anales queda el nombramiento de Velimir Perasovic como MVP, el factor inesperado y clave fue Andreu (20+8). Epi igualaba las diez Copas ganadas por Clifford Luyk. El empate persiste.

94-95. Granada

Otra vez La Alhambra y otra vez frustración maña. El entonces Amway Zaragoza, en su último año en la élite, fue batido por el Taugrés Baskonia (88-80) y Pablo Laso, jugador más valioso, empezaba un idilio con la Copa que ha prolongado como entrenador. Repartió 7 asistencias y añadió 11 puntos en un equipo de ganadores como Velimir Perasovic, Kenny Green, Ramón Rivas y Marcelo Nicola. El argentino se sacaba así un mal recuerdo del torneo: un año antes había sufrido una profunda conmoción cerebral en las eliminatorias.

95-96. Murcia

La increíble Liga ganada dos años después no fue un éxito aislado del TDK Manresa, que en Murcia derribó en la final al Barcelona en la prórroga (94-92). Inolvidable el triple de Chichi Creus faltando escasos segundos para culminar una sobresaliente actuación: 25 puntos al borde los 40 años. Estuvo bien apoyado por Harper Williams (20) y Roger Esteller (15). Los azulgranas se las prometían muy felices después superado el día anterior al Real Madrid en semifinales, pero…

96-97. León

Tras un increíble Barcelona-Real Madrid en cuartos (115-110 tras dos prórrogas), nadie imaginaba una final entre Festina Joventut y Cáceres. Ganaron los verdinegros (79-71) remontando 17 puntos en contra al principio de la segunda parte. Andre Turner fue nombrado MVP (20 puntos y 8 asistencias), pero la reacción llegó de la mano de Xavi Crespo con tres triples seguidos. Jordi Villacampa, todo un clásico de las fases finales, levantó su primera y última copa, pero no jugó.

97-98. Valladolid

La ‘Penya’ de Alfred Julbe estuvo cerca de repetir un año después en la misma comunidad autónoma, pero se encontró de bruces con un Valencia Basket que se apuntaba así el primer título de la historia, apenas un par de años después de volver a la máxima categoría (89-75). Aquel equipo de Miki Vukovic que mezclaba veteranos y canteranos jugaba realmente bien de la mano de Nacho Rodilla (15 puntos). Seis jugadores estuvieron por encima de la decena.

98-99. Valencia

La segunda copa del Tau Baskonia también llegó tras una remontada en la segunda parte. El Caja San Fernando parecía controlar el choque, pero Elmer Bennett se resistió a ello con fiereza y aprovechó el desgaste físico de Andre Turner (ojo con su 0 de 8 en triples) para someterle (70-61 final). Miroslav Beric, máximo anotador (19 puntos). Dos futuros seleccionadores y entrenadores del Real Madrid, Sergio Scariolo y Javier Imbroda, estuvieron frente a frente.

99-2000. Vitoria

Vitoria-Gasteiz se estrenaba como sede con la esperanza de que el Baskonia repitiese título, pero fue eliminado en cuartos por un Estudiantes que acabaría llevándose la copa para casa al vencer al Pamesa Valencia por 73-63. Tremendo partido de Alfonso Reyes, indiscutible MVP con 25 puntos, 7 rebotes y su habitual empuje ante pívots más altos. Su hermano Felipe jugaba la primera final de muchas (15 minutos… sin anotar). Acabaría sumando siete añadiendo las seis con el Madrid.

2000-01. Málaga

Los dos ‘gigantes’ llevaban años sin aparecer por una final. Ganó el Barcelona (80-77) rehaciendo una primera parte que había dominado el Real Madrid (36-43). A esas alturas ya era obvio que a Pau Gasol ya le venía pequeño el planeta ACB, sumando 25 puntos (12/14 desde la línea de tiros libres). Fue el centro de atención de todo el fin de semana en el Martín Carpena. El paradigma del baloncesto estaba empezando a cambiar, alineando los azulgranas un equipo muy largo en efectivos y sumamente físico.

2001-02. Vitoria

Otra vez el Buesa Arena y esta vez el Baskonia sí supo quitarse de encima la maldición del anfitrión. Tuvo mérito y mucha emoción su triunfo ante el Barcelona (85-83) en un choque intensísimo, desequilibrado ante todo por un Dejan Tomasevic que había recibido fuertes críticas durante la temporada (20 puntos y 8 rebotes). Él fue el MVP que probablemente hubiese correspondido a Sarunas Jasikevicius (28 puntos en otros tantos minutos) de haber vencido los catalanes.

2002-03. Valencia

La revancha de doce meses antes: el Barcelona batió al Baskonia por 84-78 en la prórroga. La diferencia es que un año atrás los azulgranas no tenían a Dejan Bodiroga y esta vez sí. El serbio manejaba los partidos con maestría cuando el marcador se apretaban y obtuvo el reconocimiento individual coqueteando con el ‘triple doble’ sin mirar demasiado el aro: 10 puntos, 9 rebotes y 7 asistencias. En la ‘semi’ ante Unicaja también fue clave en un final incluso más emocionante (78-77).

2003-04. Sevilla

Una década después de la última (y accidentada) Copa en Sevilla, el Joventut logró plantarse en la final con un joven Rudy Fernández irrumpiendo con fuerza, pero en ella ya no pudo con un Tau Baskonia le estaba cogiendo el gusto al formato (81-77). Tuvo acento argentino este nuevo éxito vasco: 22+7 de Luis Scola y 20+7 de Andrés Nocioni, con el toque lituano de Arvydas Macijauskas (17) aunque detrás de todo estaba obviamente la pizarra exigente de Dusko Ivanovic.

Sevilla, Copa del Rey, Final, TAU-DKV Joventut, 29/02/04.Los jugadores del TAU celebran la victoria

2004-05. Zaragoza

Unicaja estrenó su palmarés copero ante un Real Madrid al que le costaba mucho año tras año afrontar este torneo con la suficiente fortaleza. Esta vez al menos llegó a una final que pudo ganar perfectamente, pero que acabó cayendo de lado malagueño (80-76). Louis Bullock vestía de blanco ya. Sin embargo, sus 28 puntos fueron insuficientes para superar a sus excompañeros, finísimos desde la línea de tres puntos en los minutos finales (9 de 14 en total). Jorge Garbajosa, el mejor (17+5).

2005-06. Madrid

Sí que tardó la fase final de la Copa ACB en llegar a la capital, ¿no? El Tau Baskonia se la llevó ante el Pamesa Valencia (85-80), pese a complicarse la vida en la segunda parte. Al descanso ganaba por 18 (49-31). Aquel día se recordará sobre todo por el recital de juego de Pablo Prigioni, MVP pese a anotar solo 3 puntos. Pero es que repartió juego de forma salvaje: 15 asistencias, una marca que será muy difícil de batir. Su control de los partidos fue absoluto, con la apariencia de jugar un par de segundos por delante.

2006-07. Málaga

Vuelta al Martín Carpena cinco años después y vuelta a un Barcelona-Madrid en la final que se resolvía a favor de los azulgranas (69-53). Pésimo día en ataque del conjunto de Joan Plaza, que solo llevaba 15 puntos al descanso y totalizó un terrible 4 de 30 en triples. El Barça no pasó problemas y encontró en Jordi Trías a su jugador más valioso con varias acciones espectaculares. Seguramente, el día más feliz de su carrera como profesional.

2007-08. Vitoria

Algo así como un ‘maracanazo’. El Tau Baskonia se las prometía muy felices con un auténtico equipazo, uno de los mejores de su historia (brutal quinteto Prigioni-Rakocevic-Mickeal- Teletovic-Splitter), pero se vio sorprendido por un Joventut caracterizado por el descaro juvenil que le daban Ricky Rubio y Rudy Fernández (82-80). Fantástico partido del ahora jugador del Real Madrid, autor de 32 puntos. Seguro que el MVP le supo mejor que el obtenido en 2004 en Sevilla, cuando su equipo perdió la final.

Vitoria, Copa del Rey, Final DKV Joventut-TAU, 10/02/08. Los jugadores del DKV Joventut celebran la victoria

2008-09. Madrid

El actual Wizink acogía su segunda copa en cuatro años con un Tau Baskonia que esta vez sí supo amarrar el encuentro decisivo ante el Unicaja (100-98 tras una tensísima prórroga). Mirza Teletovic (6 de 12 en triples, 20 puntos) fue nombrado MVP, pero quizás tuvo más peso Pete Mickeal, que anotó 8 de sus 20 en el tiempo extra, a lo que hay que sumar un tapón sobre Berni Rodríguez en la última acción. El ya fallecido Robert Archibald, que había estado brillante, había renunciado a un tiro cómodo para empatar poco antes.

2009-10. Bilbao

Con el rey Juan Carlos abucheado en el palco, la Copa llegaba al Bizkaia Arena (geográficamente, en Barakaldo) con los dos ‘grandes’ recuperando impulso, una tendencia que ha caracterizado la última década.  Fue un paseo del Barcelona, que ya llevaba 15 de diferencia al descanso (40-25) para terminar venciendo por 80-61. Fran Vázquez (14 puntos en 18 minutos saliendo del banquillo, además de la habitual intimidación en su zona) recibió el MVP. Xavi Pascual le pudo a Ettore Messina.

2010-11. Madrid

Regreso al coliseo de Goya y otra vez el Barcelona venciéndole al Real Madrid, esta vez en una cita mucho más igualada que la de Bilbao (68-60, 30-30 al descanso).  El hombre clave, Alan Anderson (19 puntos), había estado a punto de no jugar el torneo para hacerle hueco a Pete Mickeal, que acababa de superar unos problemas físicos. Xavi Pascual apostó por el estilo discreto de Anderson en la media distancia y le salió bien. Curiosamente, meses atrás había ‘sonado’ como refuerzo del conjunto blanco.

2011-12. Barcelona

27 años después, la fase final regresaba a Barcelona, esta vez a un Palau Sant Jordi que se tuvo que rendir a un Real Madrid que, aunque pocos lo pensaban entonces, iniciaba toda una dinastía. El conjunto de Pablo Laso le pegó todo un baño al Barcelona (91-74), con el tiro de tres puntos como una de las principales armas para despegarse (9 de 20 total). Sergio Llull, justísimo MVP (23 puntos, 5 de 7 desde 6,75). Ese mismo día, por la mañana, un niño llamado Luka Doncic perdía la final de la Minicopa.

2012-13. Vitoria

La tercera Copa gasteiztarra se la llevó esta vez el Barcelona con un 85-69 ante el Valencia Basket. Probablemente el mejor partido del torneo fue el de cuartos de final entre el Barça y el Madrid (111-108) y la sensación general fue que el camino ya estaba despejado hacia lo más alto del podio. Los azulgranas se deshicieron en semifinales del anfitrión y en la final se despegaron en la segunda parte con Pete Mickeal reclamando su trono (14 puntos). Segunda Copa para Xavi Pascual.

2013-14. Málaga

Una de las finales más vibrantes de la última década: el Real Madrid ganaba por siete puntos a falta de minuto y medio, pero la reacción del Barcelona le dejaba al borde del K.O. en la última jugada, en la que Sergio Llull clavó desde el lateral una canasta sobre la bocina que dio el título (77-76). El menorquín había tenido un partido gris, por lo que los votos para el MVP fueron para el ahora azulgrana Nikola Mirotic (17 puntos y 11 rebotes). Mal día de Juan Carlos Navarro (1 de 9 en tiros de campo).

2014-15. Las Palmas de Gran Canaria

El imponente Gran Canaria Arena, que había sido escenario de la Copa del Mundo de baloncesto femenino el verano anterior, cogía el relevo del Centro Insular de Deportes del lejano 1989. Fue una final trepidante, con muchos cambios de líder en el marcador, y que terminó coronando al Real Madrid y a Rudy Fernández con su tercer galardón como más valioso del torneo (16 puntos). En el Barça, lastrado por su escaso acierto en el triple (4 de 26 en total), Ante Tomic llegaba a los 25 ante su exequipo.

2015-16. La Coruña

Regreso al Coliseum coruñés y, como en la edición de 1993, triunfo del Real Madrid. Los blancos sufrieron quizás más de lo previsto frente a un Gran Canaria que, con Aíto García Reneses en su banquillo, disputaba la primera final de su historia (85-81). Gustavo Ayón mostró su mejor versión dentro de un equipo muy coral. Doncic batía el récord de precocidad como campeón: 16 años y 11 meses. El torneo había arrancado con el sorpresón de la eliminación del Barcelona ante el Bilbao.

2016-17. Vitoria

La Copa que será recordada por el “era campo atrás” de Sergio Llull en los cuartos de final Real Madrid-MoraBanc Andorra. Los blancos sufrieron lo indecible aquel día (99-93 en la prórroga tras tenerlo prácticamente perdido), en las semifinales ante el Baskonia (103-99) y en la final contra Valencia (97-95), pero se anotaron un nuevo título en una época absolutamente dorada. El propio Llull fue nombrado jugador más valioso (22 puntos), por encima de cualquier polémica.

2017-18. Las Palmas de Gran Canaria

Tras cuatro años consecutivos de dominio blanco, el Barcelona recuperaba un título que parecía amarrado a falta de un cuarto, cuando dominaba por 67-52. El Madrid estuvo a punto de culminar la remontada: con 92-90 a falta de diez segundos, Pierre Oriola falló dos tiros libres y los blancos dispusieron de una última posesió. Fabien Caseur falló un triple desde la esquina y después se reclamó una falta de Víctor Claver sobre Jeff Taylor en la lucha por el rebote.

2018-19. Madrid

La Copa se abonaba a los finales conflictivos. Este, sin duda, se llevó la palma y será recordado siempre. El título del Barcelona ante el Real Madrid se terminó decidiendo en el ‘instant replay’: los árbitros consideraron que Anthony Randolph había taponado ilegalmente a Ante Tomic (94-93). Previamente, los azulgranas reclamaron una falta flagrante de Anthony Randolph sobre Chris Singleton. Fueron 45 minutos de gran baloncesto y enorme tensión, con Thomas Heurtel (22 puntos) acumulando su segundo MVP consecutivo.

2019-20. Málaga

El Real Madrid se desquitaba en Málaga ante un Unicaja que en esta edición estuvo mucho mejor que las anteriores que había organizado. El resultado fue claro desde el principio para acabar con un gráfico 95-68. Pablo Laso se anotaba su enésimo título, esta vez sazonado con una exhibición de Facundo Campazzo (13 puntos y 13 asistencias). Nunca un campeón tuvo un camino tan plácido, con victorias crecientes en el torneo por 10, 23 y 27 puntos. Esta última es la mayor diferencia en una final bajo el nuevo formato.

2020-21. Madrid

Sin apenas público en las gradas por las restricciones sanitarias, la Copa perdió por un año gran parte de un colorido que ahora afortunadamente recupera. Tampoco hubo gran emoción en la final, un 88-73 del Barcelona al Real Madrid que ya estaba definido al descanso (52-31). Cory Higgins demostró su condición de especialista en grandes citas (20 puntos). Los azulgranas sí lo habían pasado realmente mal en cuartos de final, cuando necesitaron remontar para forzar la prórroga ante Unicaja (103-93).

Entradas relacionadas