El Momento Basket Lover de la jornada: buscando metas en tierras vascas

Entrando en la semana de la conclusión de liga regular, la más accidentada de la historia a saltos entre partidos aplazados este fin de semana nos dio la oportunidad de vivir dos escenarios en los que el optimismo envolvía la cara de dos equipos tras acometer su machada. RETAbet Bilbao Basket y Unicaja quieren seguir soñando con lograr sus metas. Los primeros, el de la permanencia en Liga Endesa, algo que su clasificación no ha dicho en casi ningún momento a lo largo de la liga regular. Los otros, aspirando al Playoff, que tras las dos frustrantes últimas derrotas, tenían la sensación de estar más fuera que dentro. El sol volvió a Málaga. 

Si hemos de nombrar a alguien en particular para elegir este Momento Basket Lover, nos quedaríamos con los puntos de John Jenkins en los momentos decisivos en Miribilla para que RETAbet Bilbao Basket lograra el triunfo ante Urbas Fuenlabrada (87-82). Cargarse con responsabilidad y tener la decisión para buscar el ‘Jenkinsistema’, ese que data de tiempos inmemoriales del “yo me lo guiso, yo me lo como”, ha sido la luz y guía más potente de este fin de semana en Bilbao. Porque era balón para el alero estadounidense y que se las compusiera para sacar algo positivo. Y lo hizo. No solamente anotar dos triples consecutivos en el tercer cuarto para dar vida cuando el marcador peligraba (55-59) sino llegar a los últimos minutos y asumir que era su turno. 

Esperando estaba más alejado de la línea, hasta recibir y anotar un triple a falta de 3 minutos y volver a dar la delantera a ‘los hombres de negro’ (75-73). Amenazar nuevamente con el triple a falta de poco más de un minuto, fintar y buscar la suspensión en la bombilla, que esta vez tocaba asegurar, para colocar el 81-78. Y en la jugada decisiva y con el balón entre las manos, con la peor pareja de baile posible (marcado por Eyenga), bote, paso atrás y triple a falta de 29 segundos y decidir el choque (84-80) hasta el definitivo 87-82. Ocho puntos en los 3 minutos finales, para un total de 19, enorme mérito individual y sobre todo, el triunfo colocándose tan solo a una victoria de diferencia con Movistar Estudiantes, el equipo al que quieren dar caza. Cierto es que el basket average entre ambos lo tienen ganado los colegiales, pero a ellos les resta tan solo uno (viernes 21, en casa ante Hereda San Pablo Burgos), mientras que los vascos deben encarar tres enfrentamientos todavía (reciben también a los burgaleses y en la última jornada al Joventut, mientras que viajan al feudo del Real Madrid). 

Y por otra parte, Unicaja. Muy lastimados quedaron tras la derrota en Murcia (81-68) y la posterior -y esta en casa- ante MoraBanc Andorra, rival directo (85-92), alejándoles de zona de Playoff. Territorio en el que se iban sumando más equipos en lucha por tan solo una plaza, para acabar en un amasijo de aspiraciones entre BAXI Manresa, Herbalife Gran Canaria, los citados andorranos (de los que hablaremos con calma de ellos a lo largo de esta semana, por el gran mérito en estas últimas jornadas) y por supuesto, los andaluces.

Por ello, destacamos que el triunfo en el Fernando Buesa Arena ante TD Systems Baskonia (70-79), les devuelva toda la ilusión par acometer los dos encuentros que aún les quedan, visitando al ya descendido Acunsa GBC y recibiendo al Real Madrid en la última jornada. Unicaja supo sacar tajada de las pérdidas de balón vitorianas (16) y tener -¿cómo no?- a Jaime Fernández en estado de gracia con 17 puntos, como máximo anotador. Además, nos gustaría destacar la aportación de Tim Abromaitis, que al fin sí que mostró consistencia anotadora (14 puntos). Está siendo una temporada bastante irregular para el estadounidense y para que se hagan una idea viendo sus anotaciones, no había superado los 10 puntos en un partido desde el pasado 15 de abril. Han tenido que pasar 5 jornadas más para volver a ver una actuación tan completa en él.