Lenovo Tenerife y San Pablo Burgos abren la Copa de la ilusión

Lenovo Tenerife y San Pablo Burgos darán el pistoletazo de salida de la Copa del Rey 2021. La presente edición se celebrará en el WiZink Center de Madrid entre los días 11 y 14 de febrero, en un ambiente marcado por la ausencia de los y las Basket Lover en las gradas. Qué mejor para empezar que un duelo de apertura en busca de la ilusión: el equipo que quiere materializar su gran juego en un título ante el que participa por primera vez en la competición.

Lenovo Tenerife y una aspiración constante

La Copa del Rey es conocida por ser la competición de las sorpresas, aunque en ocasiones sean amargas. En la memoria de los aficionados aurinegros está la derrota que les devolvió a la isla a las primeras de cambio en 2020. Fue una experiencia doblemente dolorosa, tanto por el qué como por el cómo.

El entonces Iberostar Tenerife llegó a Málaga como cabeza de serie por segundo año consecutivo. La dupla Marcelinho – Shermadini era una de las principales atracciones, entonces recién estrenada, de la Liga y se había apuntalado con la llegada de Aaron White y su experiencia EuroLeague. Ante su buen momento, el Morabanc Andorra no limitó sus sueños y tiró de coraje y del talento ofensivo de Dejan Todorovic. El Mai Por llevó llevó el partido a un final igualado en el que podía pasar de todo… Y pasó. Dos puntos de diferencia, últimos segundos, un contacto no señalado y las manos a la cabeza de Marce. Frustración ante la oportunidad perdida de demostrar de lo que eran capaces.

En esta ocasión, el Lenovo Tenerife aterriza en Madrid siendo consciente de haber alcanzado un nivel de madurez superior al del año pasado. La conexión estrella sigue siendo la base de su éxito -una máquina automatizada que genera la sensación de funcionar al margen de la realidad del juego. A su lado, la amenaza exterior de la pareja Fitipaldo – Doornekamp da rostro al 42% de acierto en triples del equipo.

Las sensaciones pueden no ser los mejores tras la derrota en Liga Endesa ante TD Systems Baskonia, pero que el árbol no nos impida ver el bosque y saber que el Canarias practica un baloncesto muy serio. También decían que el propio Aíto García Reneses forzaba una derrota antes de una cita importante para mantener al equipo despierto. Quién sabe. 

Burgos ya nos sueña, gana

Hereda San Pablo Burgos ya no es aquel equipo revelación ni la sorpresa del año. La escuadra burgalesa se ha ganado su puesto en lo más alto del baloncesto nacional tras su buen papel en la burbuja de la Fase Final y la victoria en la FIBA Intercontinental Cup. La humildad es su bandera, pero que nadie se equivoque ni menosprecie sus capacidades.

Tras completar una Fase Final excepcional histórica, el baile de fichajes veraniego les hizo despedirse de algunos de sus pilares deportivos: Augusto Lima, Bruno Fitipaldo y Ferran Bassas fueron piezas importantes que tomaron caminos diferentes al término de la campaña. Sin embargo, Joan Peñarroya ha vuelto a demostrar su talla de entrenador, un auténtico director de orquesta desde la banda con un palmarés repleto de méritos que ha vuelto a ensamblar un buen buen equipo.

Tener a 6 jugadores por encima de los diez puntos de media en Liga Endesa ha otorgado solidez y recursos a un equipo coral y con muchas herramientas. Desde la electricidad de McFadden a la solidez de Jasiel Rivero, que ha explotado para el bien por los hombres de Peñarroya, pasando por el plus competitivo de tener a un líder en la dirección como Omar Cook. Este Burgos es diferente al del año pasado, pero funciona.

¿Un deseo para esta Copa? Disfrutarla. La peor noticia para ellos es no poder contar con esa enérgica y carismática afición, pero su primera participación en la Copa solo es el comienzo de algo mayor que está por venir, esperemos, para el disfrute de su hinchada.

CONSULTA LOS HORARIOS DE LA COPA