Lenovo Tenerife y Real Madrid, semifinalistas de la Copa del Rey

Lenovo Tenerife y Real Madrid se verán las caras en la semifinal de la Copa del Rey 2021 este sábado. Un partidazo de sábado con un precedente de lujo esta temporada: 85 a 92 para los blancos en un encuentro que se decidió en los minutos finales. 

Lenovo Tenerife aprueba con nota

San Pablo Burgos podía haber acusado el cansancio del largo viaje a la FIBA Intercontinental Cup; pudo haberse excusado en la sobrecarga de minutos; pudo incluso haber llegado eufórico y desubicado. Pero no fue así: Lenovo Tenerife se encontró a un Burgos combativo, pero, simplemente, le salió todo. 

El acierto desde la línea de tres rozó la perfección, con un Sasu Salin que se embolsaba 18 puntos en los primeros 15 minutos de partido. A su lado, Fitipaldo ponía el toque especial en esos triples sobre bote tan característicos. Era la tormenta perfecta a cargo de la pizarra de Txus Vidorreta, que pudo permitirse el lujo de tener a un errático Marcelinho en los primeros compases del duelo. 

La resistencia burgalesa lo intentó hasta en dos veces, llegando a remontar diferencias de 16 y 15 puntos en tramos diferentes del encuentro. La ausencia de Alex Renfroe fue muy acentuada en un bloque que disfruta de la electricidad de sus bases y se siente cómodo en un juego ágil a cancha abierta. 

Real Madrid y la no sorpresa

El análisis previo decía que Valencia Basket Club podía estar ante una de las mejores opciones de tumbar al Real Madrid. Después de un primer intercambio de golpes, los hombres de Pablo Laso pisaron el acelerador para no dejar de dar gas en los cuarenta minutos.

Carlos Alocén recordó al Alocén de tiempos pasados. Curioso, viniendo de un ‘chico’ de 20 años; prometedor, con todo lo que tiene por delante. El ex de Zaragoza firmó un primer cuarto delicioso en la dirección de los suyos: líder en transición, generoso, creativo e incisivo. Demoledor para un Valencia que no encontraba su ritmo, negado desde la línea de tres. 

Gaby Deck recogió el testigo del joven base y siguió aportando en anotación, incluso un inédito Felipe Reyes aportó para batir el récord y situarse como el jugador con más minutos disputados en la historia de la Copa. Un chaparrón incesante al que no hubo una respuesta contundente, con un Prepelic un tanto revolucionado.