Añaterve Cruz: Experto en Plata y ‘currito’ para Rafa Nadal

Fue durante años uno de los referentes en la tercera división nacional, la LEB Plata, pero puede presumir de haber debutado en la Liga Endesa siendo ya bastante ‘madurito’, con 27 años… con el mismo entrenador que le convocó en el mismo equipo una década antes. Es Añaterve Cruz, que ahora trabaja para Rafa Nadal en la academia que lleva su nombre en Mallorca.

Nacido en Las Palmas de Gran Canaria, sus inicios en el baloncesto fueron en un centro educativo de gran tradición, el Colegio Salesianos. “Mi madre jugaba y yo elegí este deporte a los 6 años. ¡Fue el inicio de una gran dependencia!”, bromea. Sí. Era cuestión de tiempo que el actualmente denominado Herbalife Gran Canaria le reclutase para sus categorías inferiores. El primer equipo, entonces dirigido por Pedro Martínez, le llamó para echar una mano en los entrenamientos en la temporada 2004-05. “Fue un gran premio. Y hasta llegué a jugar un amistoso de pretemporada”, recuerda. Pero no saltó a pista en encuentro oficial y su permanencia en el filial grancanario no llamaría lo suficiente la atención para el primer equipo, por lo que decidió dar el salto a la península.

Primero lo hizo en la extinta LEB Bronce con el Unibasket Jerez, “un proyecto de gente estupenda en el vestuario, pero que acabó muy mal por los problemas económicos”. Empezó entonces una ruta por equipos punteros de Plata como Plasencia, Leyma Coruña y Ávila, cada vez con más prestigio como jugador útil en ataque y cumplidor en defensa.

En el Cáceres, otro ascenso a Oro (Foto: El Periódico Extremadura).

Pasaron los años. Cuando el ‘GranCa’ habilitó una plaza para el filial en esa competición en la 2012-13, regresó y fue su momento de cobrar una ‘deuda’. Pedro Martínez también estaba de vuelta en la isla y le metió en la dinámica del primer equipo. En la segunda jornada le hizo debutar ante el UCAM Murcia y no simbólicamente: disputó 8 minutos cuando el choque todavía estaba igualado. “Creo que Brad Newley había sido padre la noche anterior y no durmió, así es que había más posibilidades de jugar en su posición. Y yo encantado, claro, después de tantos años. Fue mucho trabajo y un poco de suerte”, comenta. Aquella misma campaña tendría 3 minutos más en la jornada 17 ante el Valladolid.

No dejó la Plata y marchó a otro archipiélago. En la 2013-14 eligió al Imprenta Bahía Palma, una decisión que marcaría su vida a la larga. Encadenó dos ascensos seguidos: aquel año y el siguiente, con Cáceres, con quien debutaría en LEB Oro en la 2015-16 a buen nivel, pero una lesión le chafó la recta final. “Siempre me ha quedado la espinita de una carrera más sólida en Oro, pero también es verdad que me sentía cómodo teniendo un papel más importante. Estoy súper contento de mi carrera”, resume.

‘Aña’ le dio un giro a todo en el verano de 2016 “pese a tener una buena oferta de Granada”. Bajó dos escalones disputando la EBA con el Basket Muro balear. Claro: allí había conocido a su pareja y decidió tomar otro rumbo profesional. “Terminé Ciencias del Deporte y me incorporé a la Rafa Nadal Academy en marzo de 2018 como monitor encargado del proyecto de actividades y tiempo libre. Organizo un campus en verano. Y he abierto una sala de entrenamiento personal con grupos muy reducidos”. Su casa está en Portocristo, muy cerca de Manacor. “No esperaba nunca no vivir en Canarias, que se ha convertido en mi sitio de desconexión”.

MÁS JUGADORES BASKET LOVER

En la terraza de su casa en Porto Cristo.