El momento Basket Lover del sábado de Copa del Rey

El sábado de la Copa del Rey de Málaa 2020 arrancaba con un claro ejemplo de lo que es el día: la comunión de aficiones en el encuentro aficiones propiciado por Endesa. Una riada de color inundó el centro de Málaga para celebrar la gran fiesta del baloncesto español; distintas camisetas, un solo color: el de la pasión por el baloncesto.

El día prosiguió con unas semifinales de la Minicopa Endesa que dejaron a Real Madrid y Barça como finalistas de la competición, no sin tener que trabajar duro para ello. Buena muestra fue la sufrida victoria del Barcelona ante el Coosur Real Betis en los últimos segundos del partido.

El Real Madrid seguiría los pasos del equipo de la Minicopa Endesa para plantarse en la final de la Copa ACB tras derrotar al Valencia Basket Club en una gran actuación. Al acabar, como no pudo ser de otra manera, la deportividad fue la tónica dominante entre dos equipos que se mostraron mucho respeto en todo momento. 

Finalmente, la guinda del pastel la puso Unicaja, regalando a la hinchada local un triunfo de mérito que les daba el segundo billete a la final. El Morabanc Andorra luchó demostrando porque eran merecedores de ser semifinalistas, pero el anfitrión puso el pie en el acelerador desde el minuto uno y se mostró arrollador sobre la pista.

En un día de colores y emociones, el momento Basket Lover es la encarnación del espíritu Basket Lover: la bondad y el altruismo de Adam Waczynski, que compartió su triunfo con un grupo de aficionados y aficionadas del Carpena.