Dave Johnson: Complicada época NCAA y breve paso por Zaragoza

Sin pena ni gloria Dave Johnson en el Natwest Zaragoza de la temporada 93-94: fue contratado para disputar los ‘playoffs’ ante el Joventut para sustituir al sancionado Dennis Hopson y el equipo cayó eliminado, por mucho que él fuese aumentando el rendimiento en cada uno de los tres encuentros disputados. Anteriormente ya había debutado con el equipo de la capital del Ebro en un choque de liga regular ante el Real Madrid.

Johnson llegaba con la etiqueta saltarín, rápido y buen anotador, aunque no tan bueno como Hopson, claro. Su trayectoria universitaria con Syracuse había estado marcada por la polémica con dos episodios especialmente desagradables. Por un lado, fue investigado y puesto a prueba cuando, en 1991, una chica denunció que había tenido relaciones con él cuando solo tenía 14 años. El centro estudió el asunto y, aunque no se encontró nada punible legalmente, sí le obligó a hacer servicios para la comunidad y disculparse por escrito.

Poco después, Johnson y varios de sus compañeros fueron suspendidos para jugar por irregularidades descubiertas en su reclutamiento. Era algo clásico de la época en algunas universidades que los chicos recibiesen algún tipo de ‘prebenda’ para animar su decisión de elegirlas, algo totalmente prohibido. Finalmente, la cuestión se solucionó a tiempo, pero los métodos de Syracuse serían reprobados por la NCAA.

Tanto jaleo quizás afectó su rendimiento, que, extrañamente, fue mucho mejor en su tercer año (19,8 puntos y 7 rebotes) que en el senior (12,2 y 4,3). Puede que eso le retrasase en el ‘draft’ de 1992, cuando fue escogido por los Blazers con el número 26. Bien sabía Drazen Petrovic que en Portland en aquella época solo se daba cancha a jugadores consagrados, por lo que Johnson, por mucho que fuese un ‘primera ronda’ se quedó en 8,5 minutos en 42 partidos disputados y a continuación fue traspasado a los Bulls, donde no le fue mejor (7,0 en 17). Europa tenía que ser su destino, con Zaragoza como primera parada.

La sanción de cuatro encuentros a Hopson por agredir a Silvano Bustos hizo buscar al club maño una alternativa ofensiva, pero a Johnson se le vio desubicado en su estreno ante el Real Madrid (3 puntos en 12 minutos). En la primera ronda de los ‘playoffs’ (entonces había octavos de final) ante el Joventut mejoró: 12 en 30 en el primer encuentro (resuelto con victoria), 15 en 37 en el segundo y 26 en 37 en el tercero. Los verdinegros pasaron ronda justo antes de proclamarse campeones de Europa (2-1) y ahí se acabó la aventura española de nuestro hombre.

Ni volvería a la ACB ni a la NBA, aunque estuvo un tiempo rondándola desde la CBA. Pasó por Francia (Dijon) e Italia (Nápoles), especializándose luego más bien en la propia CBA y en la liga de Puerto Rico con tres etapas distintas en los Cangrejeros de Santurce, su último equipo en el 2001.

Nos seguimos mutuamente en Instagram (el suyo es @djsuorange4), pero no he conseguido que suelte una sola palabra sobre nada, ni sobre el pasado ni sobre el presente. Por lo menos en su perfil sí cuenta que vive en Legacy West, una ciudad cercana a Dallas, y que se dedica al mundo de las inversiones inmobiliarias. Algo es algo.

Imagen actual en su perfil de Instagram.