Andre Owens: De temporal en España a estrella de la BIG3

Además de a numerosos celebérrimos ex jugadores de la NBA, en la BIG3, la liga de 3×3 creada por el rapero Ice Cube en 2017, se pueden encontrar algún que otro protagonista que ha pasado por la Liga Endesa. Entre ellos está Andre Owens, que en la 2010-11 no llamó mucho la atención en los pasos temporales que tuvo en Manresa y Granada y que ahora es uno de los ‘grandes’ de la espectacular competición que intenta recoger el espíritu del ‘streetball’.

En la actualidad, con su equipo de la BIG3. 

Owens cumple el requisito de ser ya un jugador metido en años (39 hará en octubre), pero tiene mucho menos nombre que compañeros como Baron Davis, Rashard Lewis, Mahmoud Abdul-Rauf, Allen Iverson, Greg Oden, Josh Smith, Gilbert Arenas, Lamar Odom, Mike Bibby, Ricky Davis, Stephen Jackson, Metta World Peace, Corey Magette, Jason Terry, Jermaine O’Neal, Bonzi Wells o Joe Johnson, por citar solo a unos cuantos. Y sin embargo, fue elegido número 1 del ‘draft’ de 2018 y se erigió en una de las estrellas de la temporada jugando para los Aliens. Fue el único en acabar entre los cinco mejores de la liga en puntos, rebotes y asistencias y también destacó en robos y tapones.

¿Cómo ha llegado hasta aquí? En Manresa y Granada se le recuerda como un escolta ‘jugón’ que no terminó de encontrar su sitio (5,8 puntos en 21 minutos y un triste 34% en tiros de dos puntos). Una estación más en un camino por el baloncesto que arrancó en su Indiana natal. En la universidad no consiguió triunfar con los Hoosiers y fue transferido a Houston, donde tampoco le dio para entrar en el ‘draft’. Sí tocaría el sueño de la NBA (23 partidos en Utah en la 2005-06 y 31 en los Pacers en la 2007-08), pero con poca acción sobre la pista. 

Intentando superar a Navarro con el Granada. 

En Europa, su destino natural, se ha adaptado bien al este, jugando en Estrella Roja, Turk Telekom, Lokomotiv Kuban, Donetsk, Lukoil y Keravnos. En Bulgaria consiguió el pasaporte, así es que eso le hizo más valioso. A Manresa llegó como sustituto de Román Montañez por un mes y en su primer partido frente al Valladolid, anotó 23 puntos, pero no volvería a acercarse ni por asomo a esa cifra. En Granada iba a tener un papel menos eventual, pero pilló en un mal momento al club y, afectado por los impagos, pidió marcharse antes de que concluyese la temporada.

Su carrera parecía ir cuesta abajo (Angola y Austria) cuando apareció en su vida el BIG3 y su estilo se adaptó perfectamente, levantando elogios y una inesperada atención mediática. Hasta Allen Iverson, que ejerció de entrenador-jugador en la liga, halagó sus cualidades: “Alguien como Andre debería haber estado más en la NBA. Se fue demasiado pronto”. A juzgar por lo que duran los jugadores en esa competición, la retirada definitiva de Owens puede tardar todavía bastante. En alguna entrevista ya lo dijo: “Tendré 60 años y todavía me quedará algún culo que patear”.

54 partidos en la NBA.