Mindaugas Lukauskis: Contratos temporales sin suerte en Valencia y Bilbao

Hay jugadores ‘gafados’ con un país en concreto: a pesar de lucir buenas trayectorias en general, ‘pinchan en hueso’ con un sitio que supone su gran ocasión. En este perfil cuadra claramente lo que sucedió con Mindaugas Lukauskis, un notable tirador lituano que no tuvo suerte en sus dos contratos temporales en la Liga Endesa, primero en Valencia y luego en Bilbao.

Con el Valencia Basket.

Seguramente en otras circunstancias más favorables hubiese podido ser una pieza útil en España. Demostró en su valía en competiciones muy distintas y además tenía ese toque ‘especial’ del jugador de su país, mezclando la pasión por el juego con la implicación. Firmar compromisos eventuales no le ayudó.

Lukauskis se hizo conocido en el Lietuvos Rytas de Vilnius, eterna ‘alternativa de poder’ del Zalgiris. Allí permaneció seis temporadas, de 2003 a 2009, participando de forma importante en los dos grandes éxitos continentales de la historia del club, las Copas ULEB de 2005 y 2009. También logró acabar con la dictadura del equipo de Kaunas a nivel local en 2006 y el propio 2009. Se hizo con un puesto en la selección.

 

Su carrera internacional no empezó hasta aquel año, primero en Francia (Asvel), luego en Alemania (Oldenburg) y después Italia (Barcellona). En septiembre del 2012 el Valencia Basket pensó que podía cubrir bien la baja de Thomas Kelati, pero después no terminó de encontrar sitio relevante en la rotación. Si hubiese estado mejor, probablemente se hubiera quedado. Pero en cinco encuentros y 52 minutos en total solo anotó 21 puntos (curiosamente, 12 de ellos en su debut, ante el Fuenlabrada) y cuando llegó la fecha, se le dieron las gracias por su profesionalidad y hasta la vista. Aquella campaña la terminaría en el Tofas turco.

La segunda oportunidad en España fue todavía más extraña. El Bilbao Basket asistió a las bajas de Dairis Bertans y Zoran Vrkic, por lo que le contrató durante un mes. ¿Cómo es posible que en ese tiempo Rafa Pueyo solo le alinease en Liga 28 segundos, en la segunda jornada, ante el Fuenlabrada? A ello habría que añadir tres encuentros en la Eurocup (29 minutos en total, 5 puntos).

Internacional lituano.

Ya no volvería a salir de su país, donde tendría dos etapas en el Lietuvos (2014-16 y 2017-18), una en el Lietkabelis (2016-17) y otras dos en el Prienai (2013-14 y en la actualidad). Sigue en forma, al menos en cuanto a puntería, porque en 2018 ganó el concurso de triples de la liga lituana. El próximo domingo cumplirá 40 años y lo hará en activo, una cifra redonda para alguien al que España probablemente debió tratar mejor.

CONOCE MÁS HISTORIAS DE JUGADORES DE LA MANO DE JAVIER ORTIZ

En su equipo actual, el Prienai.