Tyrone McDaniel: Un polémico paso por Tenerife

Todavía recordamos lo sucedido en la temporada 2004-05 con Tyrone McDaniel en el Unelco Tenerife. Su caso fue uno de los que levantaron alarma como protagonista de una de las ‘bodas express’ que permitía por entonces jugar como asimilado y no como norteamericano. Afortunadamente se luchó contra aquella trama y ahora resulta difícil imaginar que algo así se produzca.

Lo más terrible es que McDaniel ni merecía el esfuerzo de arriesgarse porque en sus escasos partidos en la isla demostró que no tenía el suficiente nivel para jugar en la Liga. El suyo fue un fichaje rocambolesco. Estaba visitando a su amigo Lewis Sims y, tras un periodo de prueba, Gustavo Aranzana pensó que podía echar una mano en la dirección, por la que habían pasado sin terminar de cuajar Vladimir Bogojevic, Scooter Barry y Bruno Lábaque. Al tiempo tuvo que echarse atrás y el jugador salió por la misma puerta por la que había entrado.  Sus números lo dicen todo: 3,4 puntos y 1,4 asistencias en 14 minutos, con un 24% en triples y un 33% en tiros de dos. La consecuencia es que su valoración fue negativa (-0,67). No hay muchos casos así en la historia de la competición con un mínimo de encuentros disputados, que en su caso fueron ocho. Entre medias, una boda en la que la esposa acabaría reconociendo que había accedido a ello “para hacer un favor a un amigo”.

Nuestro hombre tenía ya por entonces 34 años y muchos tiros pegados. Formado en la modesta universidad de Lenoir-Rhyne, este base de 1,90 hizo una extraña pirueta porque jugó un par de años en ABA y CBA antes de parar una temporada para ejercer de entrenador en su universidad y luego volver. Australia, República Dominicana, Rusia, Venezuela, México… En este último país protagonizó otro extraño episodio turbio, ya que estuvo un año suspendido por participar en un arreglo en el que estaban implicados varios extranjeros, según se recoge en un reportaje publicado sobre él en Diario de Avisos.

Lo más tremendo es que llegaría a obtener un segundo contrato en España, en el Melilla (LEB) unos meses después. Solamente duró un mes (4,4 puntos en 17 minutos, con una valoración positiva esta vez, pero por poco: 0,6). Y después hasta hizo una gira con los Harlem Globetrotters. Se retiraría en 2008, con 37 años, jugando con los Panteras de Aguascalientes mexicano. Desde luego, grandioso personaje.

En la actualidad vive en North Carolina y en 2015 entró en el ‘hall of fame’ deportivo de su condado natal, el de Catawba.

CONOCE MÁS HISTORIAS DE JUGADORES DE LA MANO DE JAVIER ORTIZ