Un gran fin de semana

1. El partido del año

La cosa tenía su miga. Por un lado estaba el Barcelona, acuciado por alguna derrota de más y al que otro revés le condenaba a no ser cabeza de serie en la Copa. Cuestión que sin ser definitiva, sí llena de baches el camino. Por el otro, el flamante líder de la Liga Endesa, Unicaja, que buscaba mantener su posición de privilegio y de paso, alejar a un distancia casi insalvable a uno de sus grandes rivales. Por no hablar del prestigio y la confianza que da a cualquier equipo asaltar el Palau. El partido prometía, pero superó todas las previsiones hasta convertirse en un espectáculo fascinante, donde ambos equipos lucieron sus mejores galas y el juego estuvo a la altura de las circunstancias. No se dieron tregua alguna y el intercambio de réplicas y contrarréplicas resultó apasionante. El Unicaja lo tenía en la mano, pero se encontró con un milagro de Abrines, y ya en la prórroga, cometió dos o tres errores evitables que le terminaron condenando. Pero si bien no se llevó la victoria para Málaga, si confirmó que cuenta con el arsenal y el ánimo suficiente para afrontar el último paso de la refundación que inició el día que contrató a Joan Plaza: el de ganar títulos. El Barcelona, por su parte, evitó un nuevo sofoco pero a la espera de la recuperación de Navarro y Oleson, parece que no termina de encontrar el golpe adecuado de pedal. Tal y como se han puesto de insolentes varios equipos ante el poder establecido, falta le va a hacer el afinarse de cara a la prueba del algodón del próximo mes en Las Palmas.

– La crónica de Iturriaga

2. Jornada grande

El Barça-Unicaja fue la punta del iceberg de una jornada tremenda, donde se vieron enfrentamientos de enjundia en Bilbao, Madrid Murcia o Zaragoza. En Miribilla, “los hombres de negro” dieron otra vuelta de tuerca a su ilusión, doblegando a un Valencia venido a menos y completando la triple corona al haber ganado ante su publico a Barça, Madrid y Valencia, los dominadores de la temporada pasada. En el Palacio se confirmó la mala noticia que dieciocho años después, el Laboral Kutxa no estará en la Copa. Y mira que tuvo en la mano el poder alargar sus escasas posibilidades una semana más, pero la gestión de sus bases en las jugadas decisivas dejó bastante que desear y el permitir un 2+1 de Llull, fue su error definitivo. FIATC Joventut sigue a lo suyo, que esta temporada es ganar y ganar, y en Zaragoza, el CAI se complicó la vida ante un Herbalife Gran Canaria que quiere entrar en la Copa por derecho y no por ser anfitrión. Total, que el domingo resultó espectacular y dejó la clasificación como un acordeón en la parte de arriba y la sensación que hace tiempo que no teníamos tanta igualdad, lo que augura un fin de semana en Las Palmas para no pestañear.

– La crónica de Iturriaga

3. Pau la lía

aPara completar unos días donde el baloncesto ha deparado grandes momentos, el domingo desayunamos con la noticia de los 46 puntos y 18 rebotes de Pau Gasol, su mejor registro desde que hace ya catorce años emigró a la NBA. Vive Pau momentos felices, recuperada la ilusión en un equipo competitivo donde es pieza capital, con una aceptación popular incuestionable y traducida en votos para el All Star y desplegando lo mejor de su juego. Los dobles-doble se suceden una noche sí y otra también y han desaparecido buena parte de las reticencias que había sobre su capacidad, para dar otra vez vuelo a una carrera que había languidecido en el caos en que los Lakers estaba sumido. No podemos hacer otra cosa más que alegrarnos.

– La crónica de Iturriaga