Un mito, un cuarto y una vuelta

1. 25 años.

El miércoles se cumple un cuarto de siglo de la muerte de Fernando Martín. Son muchos años, pero que no han hecho mella en el recuerdo de un jugador irrepetible. En estos días se suceden los homenajes, empezando por el que organizó el Real Madrid este domingo en el descanso de su partido ante el CAI, que la vida está llena de coincidencias y fue precisamente antes de un partido ante los maños cuando se produjo el desgraciado accidente. Pionero, adelantado a su tiempo, competidor feroz, referencia inmortal, ganador incansable, mucho son los adjetivos que se asocian a Fernando y todos son tan ciertos como certeros. Como lo es que su significado dentro del baloncesto en general y el madridismo en particular, sigue plenamente vigente. Resultó emocionante ver al Palacio de los Deportes o como se llame ahora, puesto en pie aplaudiendo y honrando a un hombre que se fue demasiado pronto, cuando todavía le quedaban muchas tardes donde hacer lo que más le gustaba: competir.

– La crónica de Iturriaga

2.- Un cuarto

La novena jornada marca el final del primer cuarto de temporada regular. Un vistazo a la clasificación te lleva a variadas conclusiones. Los problemas del Valencia han dejado a Real Madrid, Barcelona y Unicaja como el trío dominador y claros favoritos para ocupar estas mismas plazas al dentro de unos meses. El Bilbao Basket ha resurgido de sus cenizas, y nunca mejor dicho, y la Copa ha dejado se ser un sueño. Otro bien colocado para ese objetivo es el Joventut, que va de festival en festival de triples. Luego viene la melé, con un montón de equipos, algunos haciendo las cosas mejor de lo esperado, como el Obradoiro, y también un trío de ilustres formado por Valencia, Laboral Kutxa y Herbalife a los que les está costando coger el hilo de la competición. Las catacumbas de la clasificación cuentan con equipos habituales en esta tesitura, a los que hay que sumar un Sevilla que poco tiene que ver con el del año pasado. Queda mucho camino por recorrer, pero el totum revolutum se va aclarando jornada tras jornada y como el ganar y perder es un hábito que se retroalimenta……

– La crónica de Iturriaga

3. Una vuelta

Se anuncia la sede de la Copa del Rey de 2016 y la elección recae en A Coruña, lo que supone una vuelta a la capital gallega después de 23 años después. En aquella edición de 1993, el Madrid logró el primer título con Sabonis en sus filas ganando en la final al Marbella Joventut. Curiosamente también Aa Coruña fue testigo del primer (y único) galardón de Drazen Petrovic con el Real Madrid, cuando en 1989 venció al Barcelona en una final apasionante. A pesar de no tener equipo de baloncesto en la máxima categoría desde hace muchos años, la afición a este deporte en A Coruña es incuestionable, por lo que hay que considerar un acierto y toda una garantía de éxito el que haya sido elegida. Además, tienen padrino asegurado en la figura de Fernando Romay, ilustre coruñés donde los haya.

– La crónica de Iturriaga