Un jugador, una victoria y una deuda

1.- Y ahora Lampe.

El Barcelona sigue de fiesta, y además de encadenar victoria tras victoria, tiene tiempo para que, casi en cada jornada, publicitar a alguno de sus jugadores menos habituales en las portadas, bien a través de un récord, como hizo Pullen, bien gracias a actuaciones estelares como la de Hezonja hace bien poco o la de Lampe este pasado domingo. Su vuelta después de la lesión que le apartó un tiempo de la pistas está siendo sorprendente por lo rápido que ha entrado en dinámica y lo acertado de sus intervenciones. Tanto que este fin de semana se ganó el honor de ser el jugador de la jornada, y no es para menos, pues meter 19 puntos (9 de 11 tiros) y coger 9 rebotes en poco más de 22 minutos bien merece un reconocimiento. No es el jugador más ortodoxo, y a veces prefiere los espacios amplios que la pelea interior, pero su vuelta es una buena noticia para Xavi Pascual pues le da una variante más de juego. Se acerca los momentos cumbres de la temporada y el Barcelona llega lanzado, con todo su arsenal a punto, recuperados los lesionados, integrados los nuevos y jugando su mejor baloncesto desde hace tiempo.

– La crónica de Iturriaga

2.- Nunca sobra una victoria.

Una de las noticias de la jornada, sin lugar a dudas, es la victoria del Valladolid. Ser la tercera después de 25 jornadas la convierte en una rareza y ahí radica el motivo de su protagonismo informativo. Eso sí, llega muy tarde, pues las posibilidades de no terminar la temporada de farolillo rojo, aunque matemáticamente existen, viendo lo ocurrido hasta ahora (no sólo derrotas, sino paliza tras paliza) se antojan casi inexistentes. Dejo el casi por si acaso. Ahora bien, hay que felicitar y agradecer a los vallisoletanos que sigan intentándolo, que lo peleen, que aunque seguramente el equipo tiene motivos suficientes para tirar la toalla, obliguen a sus rivales a estar atentos, a no dar su partido contra el Valladolid por ganado de antemano, que lo tengan que sudar. Que sepan que, como le ocurrió a La Bruixa d´Or, si se descuidan o no están acertados, les pueden dar un disgusto.

– La crónica de Iturriaga

3.- Va por la afición.

3No andaban Málaga ni el Unicaja sobrados de ánimo después de cinco derrotas seguidas, alguna de ellas dolorosas y que han comprometido seriamente su posible pase a los cuartos de final de la Euroliga (necesita ganar en Atenas, plaza complicada como sabemos) y también su pelea por el cuarto puesto de la Liga Endesa, último que da la ventaja de campo en el primer cruce de playoffs. Una racha así en momentos tan importantes de la temporada no deja a nadie indiferente y todo esto flotaba en el ambiente en el Martín Carpena antes del comienzo del Unicaja-Laboral Kutxa. Cuarenta minutos después, la afición malagueña se fue satisfecha a casa y más esperanzada que como llegó al pabellón. Tenía motivos pues los de Joan Plaza respondieron al desafío con un gran partido que desarboló por completo a un Baskonia que venía en una buena dinámica. Pero la actitud del Unicaja fue impecable, metabolizando toda la frustración acumulada en las últimas semanas en un ejercicio de agresividad, trabajo colectivo y acierto al que no pudo responder los vitorianos. Después del partido, varios de sus jugadores hablaron de la deuda con la afición que tenían después de lo ocurrido y esas ganas de darles una alegría resultaron una excelente gasolina. Espero que mantenga el buen estado de ánimo mostrado. En Atenas lo van a necesitar.

– La crónica de Iturriaga