Copa Habemus

1- Ocho para un título.

Terminó la primera vuelta de la temporada regular y ya tenemos la nómina de elegidos que en diez días se presentaran en Málaga con la maleta cargada de sueños. Desde Madrid, Valencia, Barcelona, Las Palmas, Zaragoza, Vitoria y Tenerife llegarán equipos y aficiones que se juntarán en la capital andaluza con los anfitriones para brindarnos un año más el fin de semana más apasionante de la temporada, la cita por excelencia del baloncesto español. Pocas competiciones tienen el prestigio y arraigo de la Copa, un sistema casi perfecto que se ganado con todo derecho un hueco en el calendario deportivo de nuestro país. Los mejores equipos, el drama de la eliminación directa, el encuentro de seguidores venidos desde muy diferentes localizaciones, el primer título grande en juego. De jueves a domingo, baloncesto del grande y la mejor oportunidad para los actores secundarios de robar el protagonismo a los más poderosos. Y todo ello en una ciudad donde el baloncesto cuenta desde hace mucho tiempo con gran arraigo. Vamos, que es para contar los días que faltan para que empiece.

– La crónica de Iturriaga

2- Un día muy largo.

Llegamos a la jornada diecisiete con tres puestos todavía por dilucidar, y finalmente fueron a parar al CAI, Laboral Kutxa e Iberostar Tenerife. Cada uno eligió un camino diferente. Los zaragozanos se emplearon a fondo y lograron un resultado contundente frente al UCAM Murcia (otra vez un buen partido de Mickael, otra vez una paliza recibida) que metió más presión a los que iban a jugar después. Los vitorianos, muy acorde con la temporada que llevan, lograron objetivo a pesar de la derrota, sólo excusable por saberse coperos antes del encuentro. Y por último el Tenerife, que vivió todo un tormento dominical. Lo que tuvo en su mano lo desperdició por la mañana a manos de la Bruxa D´Or (se comenta que los manresanos, después de hacer doblete insular, ha solicitado jugar todos sus partidos en las Canarias) lo que le obligó a poner una vela a sus santos favoritos para que Guipuzkoa Basket, que dependía de sí mismo, no triunfase en Madrid. Les debieron escuchar, porque en un partido muy deficiente y siempre yendo por detrás, los donostiarras se quedaron sin nada. Total, que se cerró el plazo con la habitual dosis de alegrías y penas.

 – La crónica de Iturriaga

3- Un sorteo justo.

Conocidos los nombres, faltaban los cruces. Y el sorteo ha respetado bastante los méritos conseguidos por cada uno, quizás a excepción del Herbalife, cuyo quinto lugar igual no merecía vérselas con el Real Madrid. Jugarán primero contra quinto, segundo contra séptimo, tercero frente a octavo y cuarto frente a sexto. Y primero, cuarto, quinto y sexto van por un lado del cuadro y segundo, tercero, séptimo y octavo por otro. En comparación con el desequilibrio que se produjo en la Copa pasada en Vitoria, ningún camino parece más sencillo que otro. Pero está claro que quien quiera levantar la Copa el domingo 9 de Febrero a las 20 horas, tendrá que dejar en el camino a lo más granado de nuestra liga. ¿Pronóstico? Dejemos que mi bola de cristal se centre un poquito y la semana que viene me mojo.

 – La crónica de Iturriaga