Victorias de prestigio

Golpe de mano doble.

DLa novena jornada prometía y al final cumplió con lo esperado. En Barcelona y Vitoria, dos de las plazas más importantes de esta Liga, presentaron candidatura dos equipos sobre los que recae gran parte de la responsabilidad de que esta competición sea algo más que un dialogo entre dos. Valencia y Unicaja, con victorias de enorme prestigio, confirmaron sensaciones positivas. Del Valencia ya hemos hablado mucho y bien, y esta vez su triunfo fue agónico y sacado directamente de la chistera de Perasovic gracias a una jugada imposible a falta de dos segundos. De vuelta a las canchas Dubljevic, una gran noticia, a día de hoy no se atisba otro equipo con tanto potencial y confianza que el naranja para presentar batalla al Madrid. No tardaremos en averiguarlo, pues en menos de dos semanas se jugaran el liderato en la Fonteta. Sobre el Unicaja había más dudas. Proyecto nuevo, lesiones de gente importante como Dragic o Toolson y cierta irregularidad entre sus prestaciones domésticas y las europeas. Con la vista en las dos últimas jornadas de Euroliga donde se lo juega todo, se presentaron en el Palau algo dubitativos en el inicio, pero contundentes en el segundo cuarto y resistentes ante los asaltos blaugranas durante toda la segunda parte. Poderosos y muy bien dirigidos en la banda, se empieza a ver algo esperanzador por Málaga después de su travesía del desierto.

– La crónica de Iturriaga

Dejadme solo.

Andaba el Madrid más enredado que de costumbre en La Laguna, mala plaza para ahorrar energías. Uno de los secretos tanto del ahora llamado Iberostar como del Herbalife es que hay que ganarles los partidos varias veces en los 40 minutos. Y en esas estaba el líder de la Liga Endesa, viendo que a cada arreón contestaban los chicharreros, a los que les podrás ganar por talento o acierto, pero no por ganas y constancia. Pero cuando tienes un fondo de armario tan amplio, pues vas probando, probando, hasta que te sale el que te lo resuelve. Esta vez fue Felipe Reyes, que hizo un uno contra cinco durante la primera mitad del último cuarto que resultó decisiva. Tenerife 0-Felipe 9, partido encarrilado y suma y sigue madridista.

 – La crónica de Iturriaga

24 años ya.

Además de una nueva jornada de Liga, la semana nos trajo, como todos los 3 de Diciembre, el recuerdo de un personaje irrepetible de nombre Fernando Martín. Son ya 24 años y las imágenes de su vida y también de aquel desgraciado día donde nos dejó son tan potentes y frescas, que cuesta trabajo pensar que ocurrieron hace ya casi dos décadas y media. Pero es lo que tienen los grandes, aquellos que en el ámbito que sea, son capaces de dejar una huella casi imperecedera. Fernando fue un pionero, un adelantado a esa estirpe de deportistas que con el ejemplo de su ambición y ausencia de miedos o complejos, llevan poblando portadas desde hace unos cuantos años. En un país deportivamente acomplejado, Fernando era inmune a cualquier tipo de restricción mental. Guerrero, inconformista, difícil de escrutar, desconfiado, ambicioso y por encima de todo, competitivo. Pasan los años y ni su figura ni su recuerdo se difumina más de lo lógico y necesario. Es una buena noticia, pues ejemplos como el suyo son imprescindibles para entender nuestra historia y el gran cambio que se produjo, gracias, entre otros, al gran Fernando Martín.

 – La crónica de Iturriaga

Buena costumbre.

La Navidad está ya encima, y como lleva haciendo desde hace unos cuantos años, la Liga Endesa la aprovecha para intensificar su presencia a través de varias jornadas con grandes partidos y aprovechando que el fútbol, caníbal mediático habitual, se toma vacaciones. Nunca entendí como cuando llegan fechas de asueto y ocio, familiares y de encuentro, ideales para convertirse en espectadores in situ o a través de la tele, los futboleros abren un paréntesis, pero bueno, sospecho que el publico ha pasado a ser un invitado de piedra (horarios, precios, etc) en ese universo dominado por cuestiones económicas, televisivas o intereses en continentes lejanos. Allá ellos. El caso es que si consideramos que el sorteo del Gordo da el pistoletazo y los Reyes Magos cierran la persiana navideña, en medio tenemos cuatro jornadas que comienzan con un apasionante Valencia-Real Madrid el 22, sigue con el Barça-Herbalife y Joventut-Real Madrid en la jornada entresemana del 27, toca techo con el clásico Madrid-Barça del domingo 27 y termina con jornada de baloncesto y Reyes donde encontramos un Laboral Kutxa-Barça, un CAI-Real Madrid y un Bilbao Basket Valencia. Mucho baloncesto y del bueno para que dentro de la locura colectiva que nos entra en estas fechas, haya razones para disfrutar de esta liga.

 – La crónica de Iturriaga