Una decepción, unos que esprintan y otros que no.

1- De vacío.

Real Madrid y Barcelona se han venido de vuelta de Londres con las alforjas vacías. Aunque al menos al Madrid le puede consolar haber alcanzado el último acto del curso europeo, tanto para unos como para otros no había otro objetivo que la victoria final, por lo que la decepción es incuestionable. Al Barcelona le faltó pujanza y al Madrid algo más de experiencia para hacer frente a un Olympiakos veterano y curtido, con un mariscal imparable como Spanoulis al frente de las operaciones y siempre arropado por miles de seguidores. No hay mucho peros que oponer a su triunfo, por no decir ninguno. Si acaso la sensación que el estilo de arbitraje establecido, tremendamente permisivo, les vino de perlas para su defensa siempre al límite de la infracción. Pero a un equipo capaz primero de destruir por completo a todo un CSKA y luego meterle 100 puntos al Madrid en la final, pensar que el arbitraje fue decisivo es poner un borrón injusto. La Euroliga cierra sus puertas hasta la temporada que viene y nuestros dos equipos tienen una semana para olvidar penas, cambiar el chip y centrarse en lo que queda, que es mucho. Tiempo habrá en verano para analizar razones y poner remedios de cara a un nuevo asalto. Ahora tocan playoffs con el objetivo claro que para uno de los dos (o quizás ninguno) pueda salvar la temporada en lo que se refiere a títulos grandes.

– La crónica de Iturriaga

Euroleague

2- Unos se preparan para el sprint final.

Este fin de semana se cierra la temporada regular con algunas cuestiones pendientes. No las más importantes, pues por arriba y por abajo las cosas llevan tiempo estando muy claras, pero sí unas cuantas posiciones y sobre todo una última plaza de playoff. Las combinaciones son múltiples y las matemáticas complejas, pero como me gusta ir de adivino, aquí van mi predicciones. Cosas que tengo claras: Bluesens ganará al Uxue Bilbao Basket, el CAI al UCAM Murcia, el Herbalife al Blancos de Rueda y el Valencia al Bruixa D´Or. Con estos resultados, Barça (supongo que el jueves vencerá en San Sebastián) es tercero, Valencia cuarto, CAI quinto, Bilbao Basket sexto y Herbalife séptimo. La gran duda se centra en el Barça-Unicaja. Uno no se juega nada. El otro todo. Soy de los que piensa que normalmente la necesidad gana a la relajación, por eso me inclino por una victoria malagueña, su clasificación para playoffs y un Real Madrid-Unicaja en cuartos de final. Se cumplan o no mis intuiciones, mucha suerte para todos.

 – La crónica de Iturriaga

ACB Photo/C. Minguela

3- Otros van haciendo balance.

Como en cualquier pelotón llegando a la meta, hay unos cuantos que van a ver el sprint de lejos. Un par de ellos, Lagun Aro y Bruixa D´Or, con cierta nostalgia, pues la competición (veremos qué ocurre en los despachos) les ha condenado al descenso. Lo de los donostiarras es llamativo, pues estamos hablando de la sensación de la temporada pasada, equipo de playoff y colocando a Panko como MVP y a Vidal en el quinteto ideal. Esto demuestra que para muchos equipos, quizás demasiados, el ecosistema es muy inestable y basta con un par de obligados traspasos y alguna mala elección para pasar del cielo al infierno en doce meses. Luego hay otros que aunque no esprinten, alcanzan el final suficientemente satisfechos, pues su objetivo era seguir en carrera el curso que viene. Destacar lo del Cajasol y Canarias, pues su inicio fue desolador. Allá por Noviembre parecían señalados como víctimas propiciatorias, y la paciencia y el no dejarse llevar por el pánico tuvo como recompensa una recuperación magnífica, extraordinaria en el caso de los canarios, que se han quedado a un paso de los playoffs. Mientras otros se pelean por alargar la temporada, estos supervivientes comenzarán a darle a las neuronas para intentar llegar a Septiembre lo mejor preparados posible para una nueva batalla. Que el sol y el buen tiempo les ilumine.

 – La crónica de Iturriaga

ACB Photo/Alberch