Un partidazo, un alivio y tres que se la juegan

1- Un partidazo.

Partido grande el del domingo en Santiago. A pesar de las bajas preventivas con las que se presentó el Barcelona, la mañana fue casi redonda. Digo lo de casi por respeto a la afición gallega, que se llevó un buen disgusto. Alguno más que disgusto llevaba un cabreo enorme, sobre todo con el arbitraje, saco al que le suelen caer todas las frustraciones. La cosa venía de antes, me contaron, de una jugada del Joventut-Blusens en el partido en el que el Obradoiro se jugaba el pase a la Copa. Mosqueos aparte, el partido tuvo todo lo necesario para pasar un gran rato. El Barcelona contemporizó hasta que llegaron los momentos decisivos, donde jugó muy serio, y el Bluesens echó el resto para compensar su evidente desventaja de poderío con respecto a su rival. Corbacho dio una vez más un curso de cómo desenfundar el revolver a una velocidad de vértigo y Alex Abrines dejó sello de valentía con dos triples en la prorroga que resultaron definitivo. El foco de atención también estaba en Mijri, y esta vez no salió bien parado. Eso sí, consiguió, no sabemos muy bien como, sacar de sus casillas a Ingles, que desde el final del segundo cuarto perdió el oremus hasta encender al personal con miradas desafiantes al público. Ni siquiera el paso del tiempo, el final de partido y la victoria de su equipo lograron enfriar al australiano, que volvió a la carga y tuvo que ser sacado casi a empujones del campo. Fue la única nota desafinada de un partido que cumplió expectativas y el día fue rematado con un pulpo de levantar la boina. ¡Qué más se le puede pedir a la vida!

– La crónica de Iturriaga

(ACB Photo/J. Marqués)

2- Arriba ese ánimo.

Andaba alicaído el Valencia Basket. Lejos queda su final copera y los últimos tiempos han traído una buena dosis de disgustos. Todavía digiriendo la enorme decepción de no meterse en la final de la Eurocup, el camino más accesible para estar el año que viene en la Euroliga, el Barça le metió un tremendo meneo en el Palau. La del Valencia es una afición caliente y el partido ante el Madrid tenía su peligro. Por un lado ofrecía una buena oportunidad de reengancharse y pasar página, pero por otro lado un nuevo varapalo podía poner a prueba la paciencia de la parroquia toronja. Al final salió cara, y el Valencia y su público se dio el alegrón que siempre aporta el vencer al líder de la competición. Además lo hizo con claridad y contundencia, dominando de cabo a rabo el partido y con Kelati de ariete. El que el Madrid pudiera tener la cabeza en otro sitio no debe quitar ni un ápice de su mérito y mucho menos de su idoneidad en un momento tan delicado, cuando todavía queda mucha faena por hacer, el objetivo del cuarto puesto está muy al alcance de su mano y ya queda menos para de recuperar a Faverani, jugador más que importante en su funcionamiento.

 – La crónica de Iturriaga

(ACB Photo/M.A. Polo)

3- Cuatro que se la juegan.

Semana grande para Barcelona, Real Madrid, Caja Laboral y Uxue Bilbao Basket. A los tres primeros les vienen encima tres mihuras que deberán torear, y el Bilbao Basket tiene el sábado una cita con la historia. Mucha tralla a la que deberán atender con la mejor de sus versiones. A los cuatro les llega el momento decisivo en una buena dinámica, con la moral alta y los engranajes engrasados. Por orden de mayor a menor dificultad, que las cuatro empresas la tienen, entiendo que el del Barça es el compromiso menos espinoso (más basado en el buen juego azulgrana que la entidad del Panathinaikos, al que no me gusta ver ni en pintura) después está el Madrid, que debe aprovecharse del factor cancha, en tercer lugar colocaría al Uxue Bilbao Basket (la movilización bilbaína está asegurada) y por último al Caja Laboral, que además de no tener la ventaja de campo tiene al millonario y talentoso CSKA como rival. Cuatro éxitos sería histórico. Tres un muy buen resultado. Dos sería el mínimo exigible. Y uno nos dejaría mal sabor de boca. Del cero de cuatro no digo nada porque ni me lo imagino. Mucha suerte a todos.

 – La crónica de Iturriaga

(Euroleague/Getty Images)