Vagones

A falta de once jornadas para el final de la temporada regular, los vagones del tren de la Liga Endesa se han definido, salvo algún sorprendente trasvase de última hora. Veamos el ambiente que se respira en cada uno de ellos.

1. O tú o yo.

La excelente victoria del Caja Laboral en Barcelona, lugar ideal para darte un baño de autoestima, ha dejado a los vitorianos como única alternativa al Real Madrid en la lucha por el ansiado primer puesto de la temporada regular. El Baskonia termina de manera espléndida una semana difícil, en la que su derrota europea les coloca en una situación de extrema complejidad para meterse en cuartos y por si no fuera suficiente, el affaire de las filtraciones de una bronca de vestuario agitaron el ambiente en Vitoria. La ventaja del Madrid es grande, tres partidos, y más si tenemos en cuenta la autoridad con la que se están moviendo los madridistas esta temporada y que se refleja en ese impresionante 22-1 de record. Pero todavía queda un enfrentamiento este fin de semana en el Buesa Arena que puede dar emoción a un debate para nada banal. Jugar los playoffs con ventaja de campo no te asegura el título, pero las estadísticas demuestran que te acercan mucho a él, dando sentido a siete meses y medio de competición.

Crónica de Iturriaga

2. Overbooking.

El segundo vagón es casi como el camarote de los hermanos Marx, donde encontramos apiñados a F.C. Barcelona Regal, Uxue Bilbao, Herbalife Gran Canaria, CAI Zaragoza, Valencia Basket, Asefa Estudiantes, Blusens Monbus, Unicaja y FIATC Joventut, separados el primero del último en tres victorias. Nueve equipos para seis puestos. Casi nada. Ante tanta igualdad, cada jornada aumenta el peso específico de un resultado, y si no que se lo pregunten a Estudiantes, al que el triple de Jordi Grimau le ha hecho mucho daño, perdiendo una gran oportunidad de crear un pequeño cortafuegos entre los de 13 victorias y los de 11. Acostumbrados la mayoría a este vagón, es el Barcelona el que se encuentra más incómodo, pues no suele viajar en esta clase. Pero su irregularidad, sobre todo inicial, le ha colocado en la tesitura no solo de haber perdido el contacto con los de arriba del todo, sino de no poder descuidar ya más su tareas domésticas, pues corre el peligro de llegar a Mayo con los playoffs cuesta arriba. Si alguien quiere ver pelea, en este vagón la va a encontrar.

Crónica de Iturriaga

3. (casi) Disfrutando del paisaje.

El ruido del segundo vagón contrasta con una aparente placidez del tercero. UCAM Murcia, Cajasol, Canarias y Blancos Rueda Valladolid viajan bastante tranquilos, sabiendo que su objetivo principal está cada vez más cerca. Sin descartar un posible salto hacia delante si pillan una buena racha, lo suyo es mantenerse a bordo del tren, lo que no parece en peligro inminente debido a las cuatro victorias (cinco en el caso del UCAM) que les separa del abismo. Todos tienen motivos para la satisfacción, como el Cajasol, que tuvo un comienzo horrible, el Canarias, recién ascendido o los vallisoletanos, que no olvidan la temporada pasada. Escuchando la pelea del segundo vagón y los lamentos de los del cuarto, miran por la ventana, disfrutan de la travesía y salvo grandes sobresaltos, llegaran felices a puerto.

Crónica de Iturriaga

4. Sálvese quien pueda.

Y llegamos al último vagón. Aquí no hay glamour, los asientos son insufribles y pagas hasta un vaso de agua del grifo. Las alegrías son muy efímeras, como la del Lagun Aro, que el sábado se dio un respiro venciendo agónicamente al Manresa y el domingo se llevó un chasco con la victoria del Fuenlabrada en Badalona. Manresanos, donostiarras y fuenlabreños son, en orden decreciente, los más (y ya casi únicos) nominados para abandonar la travesía al final de esta temporada y quizás no vamos a tener que esperar mucho para saber casi con seguridad como va a terminar esto, pues el calendario nos depara este fin de semana un encuentro dramático. El que jugarán en Fuenlabrada Mad-Croc y Lagun Aro. Una victoria local abriría un abismo de tres victorias (y gol average) entre ambos (y el Manresa si gana al Unicaja) y al ritmo que se suman triunfos por ahí abajo, dejarían casi visto para sentencia el debate.

Crónica de Iturriaga

Cuatro vagones, ambientes y objetivos bien diferentes, mucha tela todavía que cortar. Suficiente para alimentar los dos meses que nos quedan de temporada regular.